Saúl Bistró

TODA UNA EXPERIENCIA QUE VALE LA PENA DISFRUTAR

BY MILAGRO ARIAS RODRÍGUEZ

SAÚL MÉNDEZ LLEGÓ AL PAÍS CARACTERIZÁNDOSE RÁPIDAMENTE POR LA INNOVACIÓN DE SUS MENÚS,  ASÍ COMO DE ESPACIOS LLAMATIVOS Y ÚNICOS. ¿COMO LO LOGRAN?

Visitar  cualquiera de los restaurantes Saúl de Costa Rica es toda una experiencia, donde la gastronomía hace magia con el ambiente; y eso lo plasma la Familia Méndez con gusto propio.

“Saúl es una propuesta unificada, donde cada espacio debe comunicar un estilo de vida; donde nuestro menú incorpora lo saludable como parte de lo que somos”, comentó Gustavo Guzmán Méndez, Gerente de expansión de Saúl Méndez.

Se puede decir que la creatividad e innovación de lo que la gastronomía Saúl ofrece los llevó a tomar ideas de muchos lugares del mundo, pero ellos lo consolidan a su propia versión añadiéndole un sello propio. –Eso me lo contó Gustavo-

Y es que fácilmente se ve y se siente. Es toda una invitación a descubrir cada aroma, sabor y textura.

Mi experiencia

En lo personal como abrebocas recomiendo los Champignons an Gratin,  que son unos muy frescos champiñones, rellenos con crema de Dijon, queso de cabra y gruyére, es un plato para compartir, pero da ganas de comérselo todo.

He de confesar que las crepas nunca han sido de mi elección, aunque si de mi gusto, pero en este restaurante disfruté mucho los blinis, que son un estilo de crepas compactas, inspiradas en Rusia, realmente se salen de la norma de lo que es una crepa común, estas son más delgadas y se doblan de una forma distinta, pero creo que más a la textura me cautivó el sabor, soy muy detallista y rápidamente lo descubrí, había algo diferente.

En lo personal, me encantó la crepa blini de salami y mango. El plato consta de salami picante importado de Italia, queso fresco de yogur y mango.

Dice Gustavo que para lograr el resultado del blini y de una buena crepa, plato insigne del lugar,  ellos tuvieron que importar la harina, ya que no les fusionaba la que venden aquí con el ingrediente que va, para llegarle, como se dice, al punto. Y es que el éxito de este plato esta en la masa, según Guzmán Méndez,  el secreto no solo es de consistencia, primero de sabor y la forma en que se dora la elasticidad, es toda una conjugación de ingredientes.

Comer en Saúl es apreciar como incorporan sus propias interpretaciones de platos que podrían ser más reconocidos, ya que reúnen ingredientes muy de Costa Rica, pero con creatividad propia, se puede decir.

Las bebidas es algo que llama la atención. ¡A Mí me encantan! Realmente en ningún lugar he probado lo que Saúl Bistro ofrece.

Tienen desde smoothies, con una selección de frutas naturales, lo mejor es como los endulzan, únicamente con miel de abeja. También ofrecen los Lassis, bebidas originarias de la India, elaboradas a base de un yogurt griego, (tampoco soy amante del yogurt) pero estas bebidas me encantaron y además, ofrecen las super saludables.

Estas son preparadas con Kombucha o Kefir. Bebidas fermentadas, una a base de té y prebióticos y la otra de una fermentación distinta que funciona como un digestivo. Ambas con la combinación de ingredientes que tienen algún beneficio para la salud, ya sea la estimulante que es Kombucha junto con guayaba, la antigripal de kombucha, limón, miel y cardamomo o la relajante con kombucha, coco, canela y miel.

Estas bebidas son tendencia en Japón y el sur de california.

LOS INVITO A DARSE LA VUELTA POR LA GASTRONOMÍA SAÚL, ES TODA UNA EXPERIENCIA QUE VALE LA PENA VIVIR; PRONTO VISITARÉ LA NUEVA APERTURA EN ESCALANTE, ESTOY SEGURA COMO SIEMPRE, ME DEJARÁ PENSANDO EN REGRESAR Y REGRESAR…